fbpx

Maya Angelou: “Y aun así, me levanto”

Hoy quiero contarles sobre una defensora de los derechos civiles y la igualdad que escribió uno de los poemas más inspiradores para la mujer y en especial para la mujer afroamericana.
Maya Angelou, quien a lo largo de su vida fue poeta, actriz, cantante, bailarina, escritora, periodista, la primera conductora de tranvías y que además escribió siete autobiografías, ha sido un referente para muchos en todo el mundo.
La doctora Maya nació en St. Louis, Missouri a finales de los años 20. Hija de un matrimonio quebrado, a los 3 años tuvo que viajar con su hermano de 4 a vivir con su abuela paterna a Arkansas, ciudad que en esos años vivía un marcado racismo y donde tuvo que aprender a sobrevivir bajo la mirada crítica de la gente blanca. Cuatro años después, de vuelta en St. Louis, a los 7 años fue violada por la pareja de su madre. La pequeña Maya se lo contó a su hermano, y éste a su vez al resto de la familia. El hombre fue juzgado y declarado culpable, pero solo fue condenado a prisión por un día. Cuatro días después de su salida de la cárcel fue asesinado por miembros de la familia de Angelou, y Maya se quedó muda casi cinco años, al creer que su voz lo había matado. Pensó en nunca más volver a hablar, porque su voz podría matar a cualquiera.
Fue gracias a este silencio que Maya desarrolló su fascinación por la lectura, su habilidad por escuchar y observar el mundo que la rodeaba.
Al pasar de los años, Maya volvió a hablar, se fue a vivir a California, estudió en a la Escuela de Labor Social durante la Segunda Guerra Mundial, también estudió teatro y danza, trabajó de camarera y cantante, tuvo un hijo a los 17 años, viajó por el mundo haciendo teatro, comenzó una militancia activa durante los años cincuenta y sesenta en el Movimiento por los Derechos Civiles junto a Martin Luther King y Malcom X. Como periodista, también cubrió los procesos de descolonización de Egipto y Ghana. Siempre acompañada de su hijo.
Su poema del cual les hablé al principio, “Y aun así me levanto” marcó un hito para la comunidad afroamericana, en especial, para las mujeres. Es un grito de empoderamiento y de insubordinación, un llamado a la resistencia, un respirar profundo y llenarse los pulmones de amor propio que se transformó en un verdadero himno para su comunidad.
Es un poema que le habla al machista, al xenófobo, al homofóbico y al opresor. Los interpela sobre sus carencias e ideologías retrógradas: “¿Me quieres ver destrozada, cabeza agachada y ojos bajos, hombros caídos como lágrimas, debilitados por mi llanto desconsolado?” y con cada pregunta viene un grito de rebelión absoluta “Puedes dispararme con tus palabras, puedes herirme con tus ojos, puedes matarme con tu odio, y aun así, como el aire, me levanto.” Ese “y aun así yo me levanto” aparece a lo largo del poema como declaración de principios, como una autodeterminación, como un eco que resuena por toda la habitación. No importa cuán cruel seas conmigo, ¡yo aun así me levanto! Es un poema que recorre la historia, que habla de reivindicaciones sociales y que nos llama a amar quien somos.

Cada vez que lo escucho/leo pienso en todas las mujeres que han marcado el camino por nuestros derechos, las que salieron a las calles durante años para conseguir el voto, las pastillas anticonceptivas, el aborto. Las que hoy en día desde sus propias trincheras le hacen frente a una sociedad machista que piensa que por ser mujer merecemos menos. Pienso en esas mujeres que vencen el miedo y deciden denunciar, pienso en las que luchan por las que ya no pueden luchar. Pienso en la presidente de la junta vecinos que busca levantar su comunidad, pienso en esas mamás que pelean por adoptar, pienso en todas esas mujeres que reciben un NO a sus metas y que aun así siguen soñando. Pienso en las mujeres que me rodean, compañeras empáticas, solidarias y llenas de amor.

Amo este poema porque es un poema que empodera, que estremece y que hace un llamado a la fortaleza que hay en todas. Nos invita a disfrutar de nuestro cuerpo, de nuestra sexualidad y de nuestro carácter sin pedirle perdón a nadie.

¡¡Me invita a ser fuerte, valiente y libre!!

Y a ti… ¿Cómo te mueve este poema?

Lo puedes escuchar acá de la voz de la misma Maya Angelou.

¡Un Abrazo!

Valeria Olivos
Coordinadora Regional La Rebelión del Cuerpo, Valparaíso

Deja un comentario

comentarios

Camila Cruz

Periodista - Directora Nosotraselblog.cl

💄Makeup Artist 👌🏻Periodista & Directora @nosotraselblog 👰🏻La Maquilladora que no debe faltar el día de tu boda @zankyou_cl 🌟Clases Automaquillaje

Sin comentarios aún

Los comentarios están cerrados para esta publicación.

 

Nosotras que lo queremos todo, es el primer portal femenino desde la V región.

Contáctanos: contacto@nosotraselblog.cl

SÍGUENOS EN:

NEWSLETTER