Oprah Winfrey, la “reina de la televisión”, es hoy nuestra mujer que inspira. Su historia no siempre ha estado colmada de éxitos. Tuvo una dura infancia y muchos tropiezos antes de llegar a convertirse en la mujer poderosa que es actualmente. Por eso queremos mostrarte su vida, para que tú también puedas vencer todos los obstáculos y sacar la Oprah que llevas dentro de ti.
Siendo mujer negra, ha tenido que combatir no solo el patriarcado, sino también el racismo, pero aún así ha logrado imponerse como presentadora de televisión, actriz, productora, filántropa y empresaria. Según la revista Forbes: Oprah es la mujer de ascendencia afroamericana más millonaria del siglo XX. Ha sido nombrada por la revista Life como la mujer más influyente de su generación, por Business Week como la mayor filántropa negra en toda la historia de USA. El año 2017 recibió el premio honorífico Cecil B. de Mille en la 75 edición de los Globos de Oro, que se entrega a artistas con gran impacto en el mundo del entretenimiento y dio un gran discurso contra el racismo y el acoso sexual.

¡Inspírate!

Oprah: de niña de campo a gran comunicadora
Oprah nació el 29 de enero de 1954 en una zona rural de Misisipi, Estados Unidos, vivía con su madre, donde sufrió abuso sexual desde que era niña por varios parientes y amigos de ella. Es por esto que decide mudarse donde su padre, estudiar y seguir adelante trabajando en una radio en Nashville, donde nace su amor por las comunicaciones.

 En 1984 la llaman para conducir el matinal AM Chicago, así competir con el programa de Phil Donahue. Con un estilo único, carismática y de buen corazón conquistó a la audiencia y se hizo reconocida por todo Estados Unidos.
  • Asume riesgos como emprendedora:
En 1986 realizó un programa con su producción: The Oprah Winfrey Show, donde mezclaba talk show y entrevistas. Esta hazaña en un principio fue vista con mucha desconfianza para la época por el hecho de ser mujer, además arriesgaba su dinero, pero a Oprah nada le importó y decidió aventurarse como buena emprendedora que confiaba en su producto. Fue su programa durante 25 años y con gran éxito. Solo en su primer año de vida lo veían 10 millones de personas por todo Estados Unidos y recaudó 120 millones de dólares en anuncios para el final de su primer año. Así comenzó a crecer la fortuna de Oprah y su credibilidad.
  • Explora nuevos mercados con tu marca :
Creó su productora Harpo Productions. Ha sido co-autora de cinco libros, editora de “O, The Oprah Magazine” (2004 -2008), de la cual también salió una revista llamada “O at Home”. En 2002, la revista Fortune la catalogó como la revista más exitosa en la industria editorial de ese país.
Oprah también ha participado como actriz en películas, como El color púrpura, Tira a mamá del tren, Nunca fueron niños, etc. Al salir de ABC, creó su propio canal de televisión, Oprah Winfrey Network. Pero más allá de las luces, el rating y la popularidad Oprah es una mujer valiente, intelectual y muy humana, ya que siempre participa en obras sociales para ayudar en distintas campañas benéficas. Por ejemplo, realizó una base de datos a nivel de todo Estados Unidos referida a los abusadores de niños, la que se convirtió en ley y tiene una fundación para mujeres y niños del mundo.
  • Frases inspiradoras de Oprah: 
“Sé agradecido por lo que tienes y cada vez tendrás más. Si te concentras en lo que no tienes, nunca tendrás suficiente”.
“El mayor descubrimiento de todos los tiempos es darse cuenta que una persona puede cambiar su futuro simplemente cambiando su actitud”.
“Lo que sé es que si haces el trabajo que verdaderamente amas y te llena, el resto vendrá por añadidura”
“Tienes que encontrar lo que emite una luz en ti, para que a tu manera puedas iluminar el mundo”.
“He llegado a creer que cada uno de nosotros tiene una llamada personal que es tan única como una huella dactilar, y que la mejor manera de tener éxito es descubrir lo que amas y luego encontrar una manera de ofrecerlo a otros en forma de servicio, trabajando duro y también permitiendo que la energía del universo te guíe”.
“Los perros son mis modelos favoritos. Quiero trabajar como un perro, haciendo lo que nací para hacer con alegría y propósito. Quiero jugar como un perro, con total y alegre abandono. Quiero amar como un perro, con devoción descarada y completa falta de preocupación por lo que la gente hace para ganarse la vida, cuánto dinero tienen o cuánto pesan. El hecho de que todavía vivimos con perros, incluso cuando no tenemos que rebaños ni necesidad de cazar para nuestra cena, me da esperanza para los seres humanos y los caninos nos necesitamos por igual”.

Deja un comentario

comentarios