fbpx

Historias de violencia…

BB97F4AC-5664-47E8-9F4C-DEC5295C809BTomamos el Violentometro y reunimos varias historias cotidianas de violencia contra la mujer. A continuación te presentamos sólo 3 que ejemplifican esta realidad diaria que muchas deben vivir.

1.Tengo 77 años, mi esposo de toda la vida, mi primer y único hombre tiene 82, con mi viejito hemos vivido toda la vida juntos, tenemos 5 hijos, uno de ellos ya nos dejó. Nos llevamos bien, él está medio odioso, le gusta que le haga todo yo, no sabe hacerse ni una taza de té, a veces estoy media cansada, no paro en todo el dia, porque la casa debe brillar y hay que cocinar todos los días algo nuevo, no acepta comida añeja, en mi casa se toma desayuno temprano, a las 12 ya almorzando, tomamos once y comemos, a las 10 tenemos que estar acostados, sólo vemos en la tele lo que él quiere, a veces me voy a la otra pieza, pero me llama luego para que me vaya a acostar con él. A708AC22-B99D-42F8-A6EF-289DD26B4B10Vivimos solos hace un tiempo, nuestros hijos ya se fueron, nos visitan porque viven cerca, pero hace un tiempo ya no es lo mismo. Esto no lo he hablado con nadie, pero cuando empieza a llegar la noche me pongo nerviosa, como tiritona, no me quiero ir a acostar, mi viejito quiere que me acueste con él, que haga mi labor de esposa, yo ya no puedo, me duele, me da miedo, le he dicho, le he dicho hartas veces, pero él no me escucha, se enoja mucho, a veces creo que me puede pegar, y prefiero quedarme callada y cumplir, para que no se enoje ni me rete, porque si no hago lo que dice, al otro día no me habla y mis hijos se pueden dar cuenta, no tengo nada de que quejarme, nunca me ha faltado nada y debo hacer lo que me pide.

BEF58020-D02A-4FAB-8AFE-7FD8998350972. Soy estudiante universitaria, tengo 20 años, estudio la carrera que siempre quise, que siempre soñé, salí de mi casa a los 18 años, sólo quería estudiar y poder ayudar a mi familia. El primer año no me fue muy bien, me costó adaptarme a mis profes, algunos muy mayores y otros muy jóvenes, algunos muy buena onda, me ayudaron harto para poder seguir y no devolverme a mi casa. Este año ha sido difícil, hemos tenido problemas económicos en mi familia y me ha costado mucho más estudiar y sacarme buenas notas. Apareció un profe, uno de esos que llevan años haciendo clases, él es muy bueno en lo que hace, yo lo admiraba mucho, me ofreció su ayuda y yo la acepté, me dejaba hacer algunos trabajos extras para subir mis notas, me quedaba algunos días un rato más para que me explicara, pero todo empezó a cambiar, su forma de tratarme ya era más cercana, me tocaba y me abrazaba con más fuerza, a veces me corría un poco la cara, siempre creí que no era intencional, ¡no podía ser así! ¡él es mi profe!. Sin embargo, un día me empezó a llamar por teléfono, me escribía mensajes, me pedía que me quedara hasta más tarde, que fuera a su casa o que nos juntáramos en otro lado para “ayudarme con mis notas”, ahí fue cuando comencé a sentir miedo, me sentía incomoda, se me apretaba la guata, ya no quería ir a clases, sentía rabia, vergüenza y mucha pena, estaba decepcionada. Muchas veces pensé que yo era 2284E85B-E236-4515-9CF2-0AD0B5B58C01la que se pasaba rollos, que yo estaba loca y quizás yo era la culpable. Le pedí que no me llamara más y que ya no quería más su ayuda, pero fue peor, ahí comenzó a amenazarme que reprobaría el ramo, que me evaluaría mal, que no me olvidara que él tenía más poder que yo, que si no hacia lo que me pedía y que si decía algo iba a salir perdiendo yo. Miedo, sentí mucho miedo y culpa, no quise, no pude hacer lo que me pidió, no pude contarlo, nadie iba a creer en mí, una simple alumna de segundo año, una alumna promedio, no cumpliré mi sueño, ya no puedo seguir estudiando.

3. Cuando conocí a mi pololo, hace un año más o menos, él estudiaba en el mismo instituto, hubo mucho tiempo que sólo nos mirábamos, que empezó a acercarse de a poco, me agregó a Facebook y ahí empezamos a hablar. Me decía que le encantaba como era, como me comportaba, como me vestía y mi forma de caminar, decía que quedaba “como hipnotizado”. Los primeros meses fueron buenísimos, salíamos a bailar, a comer, con sus amigos y los míos, nos paseábamos de la mano en todos lados. Un día íbamos a la casa de un amigo de él, a un asado, y como siempre me pasó a buscar a mi casa, era verano así que yo iba con vestido, uno muy lindo que me había comprado, era corto con flores y 3FDA7FD4-757A-4ED8-ACDB-A550A3005B6Eun bonito escote, como a él le gustan. Ese día se molestó mucho, me miró de pies a cabeza y me agarró del brazo y me hizo devolver a la casa, me entró y me dijo que me fuera a cambiar el vestido, que parecía cualquier cosas y que él no saldría a la calle con una mujer vestida así, que habían otras cosas que me quedaban mejor, entró a mi pieza y me eligió unos pantalones, una polera y algo para abrigarme. Esa fue la primera vez que hizo algo así, la verdad no creí que fuera para tanto, pero empezó a cambiar, cada vez que salíamos no le gustaba como andaba, me hacía borrar fotos de mi Facebook, me decía que me veía fea maquillada, que parecía puta y que él no quería una persona así a su lado, y yo si quería estar con él, cambie B5A0827C-301D-4398-AD48-807B066F4939mi forma de vestir, mi maquillaje, empecé a estar más silenciosa, no opinaba más y eso me mantenía a su lado. Mis amigos se dieron cuenta, yo también me aleje de ellos, sólo quería estar con él, hoy sólo estoy con él, pero ya no quiero, no me siento bien, ya no soy la de antes, y el ya no es el que yo conocí.

Muchas veces no nos damos cuenta que estamos viviendo en un ambiente violento. Piensa en tu vida diaria, si reconoces alguno de los puntos del Violentometro aléjate y si es necesario ¡pide ayuda!

Puedes llamar al Fono Orientación y Ayuda Violencia contra las mujeres 800104008. Más información haz click en la siguiente imagen del Minmujeryeg:

97D45EFB-F131-4717-8426-3DB73372B1DE

Camila Cruz

Periodista - Directora Nosotraselblog.cl

Emprendedora V región Periodista. Directora de Nosotraselblog Maquilladora Profesional Doglover

Sin comentarios aún

Los comentarios están cerrados para esta publicación.

 

Nosotras que lo queremos todo, es el primer portal femenino desde la V región.

Contáctanos: contacto@nosotraselblog.cl

SÍGUENOS EN:

NEWSLETTER